El abastecimiento de agua es un sistema que permite llevar el agua a todos los domicilios de la población. Uno de los principales objetivos es abastecer a las personas de agua limpia.

¿Qué pasaría si no saliera agua de los grifos de tu casa o si solamente saliera agua sucia?

Pero esto no solo queda en nuestra imaginación, sino que hay muchas personas que aún no tiene acceso a agua potable y cada día se enfrentan a muchos problemas para conseguir agua limpia.

A continuación, te contamos como funciona el abastecimiento de agua potable.

El abastecimiento de agua potable se refiere a la captación del agua y su conducción hasta el punto en el que se consume en condiciones óptimas. Para que el agua pueda consumirse no solo tiene que cumplir requisitos sanitarios, sino también requisitos que tengan que ver con la calidad.

Las fuentes que nos abastecen de agua son las siguientes:

Los manantiales

El agua de mar que se desaliniza

El agua superficial que es la que procede de lagos, ríos y embalses

El agua subterránea


Esto es lo que se tiene que hacer para poder abastecer de agua a la población:

Para captar el agua se requieren de diversos métodos como pozos o embalses.

Una vez almacenada el agua, llega el momento de hacerla potable, para lo que será necesario un tratamiento que dependerá de la calidad inicial del agua.

Una vez que el agua es tratada se almacena en tanques para que pueda ser repartida a través de la red de distribución, que suele estar compuesta de estaciones de bombeo, tuberías principales y secundarias, y válvulas.

Recuerda que el agua es un elemento muy importante para los seres humanos, es nuestra obligación cuidarla.